Image Alt
 • Moda  • Entrevistas  • Marie Mendieta

Marie Mendieta

La maternidad y sus habilidades como arquitecta fueron sus guías para convertirse en la mujer emprendedora que es hoy. Marie nos cuenta de forma íntima la motivación e inspiración que traslada a su trabajo, y sus ambiciones para el futuro.

De niña, Marie quiso ser muchas cosas: trabajar en medicina, ser ingeniera vial, pero fue arquitectura la carrera que finalmente decidió perseguir. “Siempre quise ser mamá también”, agrega. Actualmente es arquitecta, madre de dos niñas, esposa, amiga y, aparte de ser madre de sus hijas, también lo es de Lero Lero, un proyecto que nació desde la maternidad, justamente, y con ansias de crear un espacio de juego y aprendizaje para una de sus hijas, que con su nacimiento trajo también la creación de este emprendimiento. 

Remontándose a su niñez, Marie recuerda momentos que la marcaron, como el compartir un juguete que pasa de generación en generación en la familia. “Quiero tanto que la gente tenga también eso, como la casita de muñecas de mis primas, que son diez años mayor que yo, nos [la] dieron a mí y a mi hermana. Incluso sigue en el altillo de la casa de mamá”, confiesa. Esta anécdota es una base importante de la esencia del trabajo que realiza desde su lugar con los juguetes que diseña en Lero Lero. 

Su experiencia en arquitectura comercial, en equipamiento y mobiliario le dio las herramientas para independizarse e iniciar su camino como emprendedora. “A medida que mi hija crecía yo quería equipar su espacio, quería hacer una pieza de juegos o darle juguetes que puedan cumplir varias funciones”, agrega. Luego de muchos recorridos y de no encontrar lo que buscaba, decidió hacerlo todo ella misma. Aquí la historia se cuenta sola, sus amigos fueron sus primeros clientes y luego la noticia voló de boca en boca. 

Para Marie, su familia es su inspiración principal y cree que sus proyectos van acompañados del crecimiento de ellos. “Es un crecimiento constante que va a ir cambiando, porque de eso se trata para mí, que podamos seguir creciendo toda la vida, adaptándonos a las circunstancias, así como nos tocó el año pasado y [nos toca] este. Me parece que juntos, como equipo y como familia, vamos a poder seguir sobrellevando todas las situaciones”, comparte.

Cuando no está trabajando en su emprendimiento, disfruta mucho los momentos en que puede sentarse a leer o salir a caminar. “Al comienzo uno empieza con mucho tiempo libre y luego va creciendo, como un hijo que tiene sus necesidades, y si vos no estás se siente, se nota. Es bastante comprometedor y sacrificado”, enfatiza Marie.

Crear de manera consciente

Su proyecto empezó en 2014, y en 2017 Marie logró armar su propia carpintería. A medida que su hija iba creciendo, ella iba investigando, informándose, leyendo y aprendiendo sobre la importancia de enseñar a través del juego. “La idea es justamente volver a lo esencial a través del juego. Volver a lo esencial para que la imaginación vuele mucho más. También ir creciendo en el sentido de comprar menos, elegir bien y que dure más”, comenta. 

El haber concretado y materializado Lero Lero es algo que le marcó mucho la vida. “Ahora me animo a todo, ya no voy a tener miedo. Un tiempo atrás podría haberte dicho [que] este es un proyecto muy grande o es una obra muy complicada. En este momento no estoy con el miedo con el que hubiese estado, con las dudas”, explica Marie. 

Un tiempo atrás podría haberte dicho [que] este es un proyecto muy grande o es una obra muy complicada. En este momento no estoy con el miedo con el que hubiese estado, con las dudas.

Marie Mendieta

Su próximo gran proyecto es la apertura de un local propio, a mediados de marzo o abril. “Parte del futuro es también preocuparnos por lo que dejamos. Este proyecto está comprometido con eso”, comenta. En su filosofía está la utilización de materiales de reforestación y la tarea de contaminar lo menos posible. Para ella es muy importante el compromiso con la causa medioambiental y social. Su proyección para el futuro es que Lero Lero vaya caminando solo, de a poquito, y así tener tiempo para expandirse profesionalmente.


Movidas por la energía y la esencia que nos trae la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, preparamos este especial en torno a las historias y el trabajo de cuatro mujeres y un equipo multidisciplinario que, con sus acciones y su visión, nos invitan a reflexionar sobre la importancia vital y el valor que aportan las mujeres desde un lugar de liderazgo y de autonomía. Ellas son Marie Mendieta, María Nasta, Ofelia Aquino, Ximena Mendoza y Sorora Música, el colectivo de mujeres conformado por Rocío Robledo, Paula Rodríguez, Sofía A. Heyn, Jimena Riso, Jéssica Rivas, Ximena Zarratea y Milena Coral.

POSTEAR UN COMENTARIO